Familia Marana-tha

El “Amor Divino” nos convoca y nos convierte en Familia “Marana-tha”, para ser manifestación de Dios con el Espíritu Santo. Nacemos de la Iglesia y para la Iglesia, en la Fiesta de Pentecostés del año 1998, con Estatutos aprobados en la Diócesis de Chascomús, República Argentina. Este grito de “Marana-tha”, ¡Ven, Señor Jesús! (Ap. 22,20) es un grito de esperanza que nace en el corazón y en la necesidad del hombre, para servir como María, Virgen de la Ternura, a quienes claman por alguien que los ame, a través de obras de misericordia y siendo agentes evangelizadores en la realización de retiros espirituales.